09 octubre 2008

Culpable de no perjurar...

 

"El perjurio es un delito que consiste en mentir estando bajo juramento. A la persona que comete perjurio se le denomina perjuro.

Es un delito que tiene una especial relevancia en el ámbito de los Tribunales de Justicia y, en particular, en lo referente a su aplicación a los testigos que puedan presentarse en un juicio. El testigo tiene la obligación legal de decir la verdad, y en el caso de que incumpliese su obligación, podría ser procesado por la vía penal. El delito de perjurio es, por tanto, una garantía a la hora de dar un mayor valor a la prueba testifical.

Por otra parte, si bien el ámbito habitual de aplicación de este delito es en el marco de los Tribunales, también cabe en todos aquellos casos en los que la ley exige a una persona un juramento o promesa de decir la verdad, y ésta la incumple.

Normalmente los imputados en una causa penal, en los ordenamientos jurídicos modernos, están exentos de la obligación de decir la verdad o, al menos, pueden negarse a contestar. Gracias a esa exención no cometerían perjurio si, mientras se defienden, no dijesen la verdad de los hechos al tribunal.

La diferencia tiene una gran importancia en el aspecto procesal de la investigación de un delito. Si una persona es citada ante el juez en calidad de testigo, su obligación legal es decir la verdad, mientras que si acude como imputado tiene una mayor posibilidad de defensa."

3 comentarios:

JORDI dijo...

Sé a lo que te refieres ,Javi,pero quizás si hubieses estado en el juicio sabrías de qué hablo.
Nadie esperaba de los testigos que mintiesen,ni aún tratándose de unos compañeros.Ni, teniendo en cuenta que esos compañeros jamás habían obrado en contra de ellos, sino contra la empresa donde trabajan.Eso quedó clarísimo en el juicio,hasta por parte del fiscal.
Simplemente uno esperaba que contestasen a lo que se le preguntaba,sin echar más leña al fuego.Creo que esto sí lo podíamos esperar,sí que confiábamos que fuese así. Pero parece que no fueron únicamente en calidad de testigos,sino que tenían claro que estaban de parte de los denunciantes.¡Hombre! si el denunciante fuera su familia,pues bueno,estaría claro que se declinaran por una de las partes,pero en este caso yo me pregunto ¿porqué?.Quizás lo de estar al lado del más fuerte funcione para algunos,puede que esperen recibir algo a cambio,no sé...lo que sí es cierto es que a preguntas del abogado de los acusados,los testigos no tuvieron ningún reparo en contestar que no se acordaban,en cambio en el otro sentido les faltó tiempo para explayarse e ir más allá de lo que se les había preguntado.Tras declarar ambos testigos se felicitaron ostensiblemente.¿De qué se alegraban?¿Es que han ganado algo?.Es completamente legítimo que estén al lado de la empresa y en contra de los trabajadores,pero eso para mí tiene un nombre y no es precisamente perjurar.
No seré yo el que tome medidas contra estos ¨compañeros¨,y no estoy posiblemente de acuerdo con según qué métodos.Pero no me preguntes si se lo merecen....
Tengo clarísimo que la empresa no tendrá ningún reparo en ir en contra de estos testigos si les fuese necesario.Eso tambien lo sabes tú.

Vega dijo...

Es una situación en la que no me gustaria estar en el pellejo de ninguna de las partes, realmente creo que los implicados desearían volver atrás en el tiempo y rectificar cosas. No voy a posicionarme hacia ninguna de las partes, porque todos tienen razón y a la vez ninguno la tiene. Espero que la sentencía final sea la mas favorable para los trabajadores. Soy consciente del mal momento que estan pasando los acusados principalmente ya que ellos son los que se estan jugando la decision ante el juez, y tambien del mal momento que alguien que tu sabes esta pasando y que creo que en este caso sin juicio previo.

JORDI dijo...

Sabes que me gusta dialogar y sé que contigo lo puedo hacer.
Sinceramente me ha gustado más tu comentario comedido,que el titulo de tu post que me ha parecido decantadísimo...no estaría nada mal que todos nos decidiesemos por opiniones más razonables.
Los imputados son juzgados por causas legales,el que tú y yo sabemos, en todo caso, sería por cuestiones morales.Estar a favor de unos o otros no es un delito.La decisión moral sólo es juzgada por la propia conciencia, no por las de los demás..En todo caso, yo en su lugar, si tuviera las cosas claras no me dejaría amedrentar por comentarios,ni por llamadas de algún gilipollas.Alguien sabe quién lo ha llamado?...yo no.Podría ser cualquiera.Por cierto, cobrará la I.T? porque hay compañeros que por lo mismo no lo han cobrado.
Hay una tendencia por justificar todo lo que hace la empresa y muy poco a los trabajadores.Este es nuestro peor mal y no tengo ninguna esperanza en que cambie.No tenemos conciencia de trabajador,sino de empresarios frustrados.Una pena.

Mis Videos