26 abril 2007

Ferrofreakies del mundo, aprended a llamarlo por su nombre.

Se denomina balasto (balastro es erróneo) de vía a la piedra partida utilizada en la construcción de vías férreas. La etimología deriva de la palabra inglesa ballast, "lastre", utilizada para designar el material empleado antiguamente como lastre en las embarcaciones.

De manera similar, el balasto de vía cumple la función de dar estabilidad a la vía férrea, haciendo que permanezca con la geometría dada durante su construcción. Adicionalmente cumple otras dos funciones importantes: distribuye las presiones que trasmite la vía al terreno, haciendo que sean admisibles para éste, y permite el drenaje del agua de lluvia, evitando que se deteriore el conjunto.

Se obtiene por trituración de rocas sanas y debe cumplir ciertas especificaciones en cuanto a calidad del material madre y en su granulometría. Se transporta en camiones hasta donde puede ser cargado en trenes especiales con tolvas que permiten su descarga en la vía.



2 comentarios:

Supermauri dijo...

Usease... piedras... ¿no?

Jon dijo...

Muy interesante e instructivo... muchas veces me he parado a pensar en estas piedras mientras esperaba el tren.

Mis Videos