02 abril 2007

Aprobación

¿Que pasa cuando te encuentras en una situación límite en la que sin casi pensar debes actuar? Generalmente el instinto, la adrenalina o algún motivo que desconozco te empujan ha hacer lo que debes. Esto es obvio, todo el mundo, o casi todo el mundo haría lo mismo.

¿Que pasa cuando la casualidad, causalidad, la serendipia, el infortunio, el destino, o lo que sea, hace que se repita la misma situación pero con protagonistas diferentes? En el caso al que me refiero, exactamente lo mismo. El instinto, la adrenalina o un motivo el cual también desconozco les empujaron ha hacer lo que debían.

¿Qué pasa cuando a los segundos se les felicita y reconoce la acción y a los primeros no? Pues es claro que el ambiente que se genera entre las personas es variado, desde la sensación de injusticia, a la indignación, a los comentarios crueles, a los sarcásticos, vamos, una variopinta conjunción de opiniones.

¿Un error? Seguramente. Si desconozco el alcance real de los primeros hechos es muy posible que viendo los segundos los ignore de alguna forma. ¿Discriminación o agravio comparativo? Lo dudo mucho.

Cuando estas en el “ajo” y eres parte del elenco de actores de esta película y se desarrolla como ha sido, te sientes mal, es también lógico, pero es temporal. Te preguntas “Si yo he hecho lo mismo ¿Por qué a mi no?” y no es envidia, no va conmigo. Estaría en un error yo también si ello me bloqueara, si hiciera que me indignara, si permitiera hacer crecer en mi un odio, o un sentimiento de rechazo hacia quienes sea.

A todo el mundo nos gusta sentir el sentimiento de la aprobación, eso es innegable, pero si no lo tienes, no pasa nada. El sentimiento de aprobación es un problema cuando se convierte en una necesidad. Yo no lo necesito. Tengo suficiente con el que obtengo de la gente que me aprecia. Mi conciencia esta tranquila, actué como debí y lo seguiré haciendo sin esperar a que nadie me apruebe nada. Seguiré siendo feliz.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo Javi es interesante tu reflexión,pero esteril teniendo en cuenta hacia quien va la critica.Simplemente yo los considero golpes de efecto,con la finalidad de producir lo que han producido.En ti y en los demas,con cuestiones como:"porq a mi no?",o por el comtrario;"que bueno que soy y que bien considerado".Juegan con nuestras sensaciones,y eso es lo negativo y criticable.Que les den.Se que es meter el dedo en la llaga pero,no hubiese sido ejemplar por parte de los que recibieron el obsequio manifestar(por lo menos) el agravio comparativo,o es que una mierda de regalito les aumento el ego de tal forma,que no les hace darse cuenta de a quien le siguen el juego.Quien a dado el regalito no es el maximo culpable, partiendo de la base que no es la primera ni la ultima,la culpa es del resto de espectadores que en la mayoria de las ocasiones estamos hipnotizados,con juegos malabares.A mi ya no me sorprende nadie.saludos

Jon dijo...

Asumir la humanidad de nuestros actos (y los de los otros) hace las cosas mas faciles. Todo es imperfecto y perfecto a la vez. Perdona aunque no te perdonen, porque perdonando a los otros te perdonas a ti mismo. Cuanto esta en tu mano es cuanto puedes hacer. ¿De que sirve darle mayor importancia?

Desiree Delgado dijo...

Si actuaste como debias, eso deberia bastarte para estar orgulloso y contento contigo mismo. No le des mas vueltas (porque es peor)....

Vega dijo...

Amigo Anónimo: gracias por dejar un nombre, no hecho en cara a nadie el que les hayan reconocido nada, mejor para ellos, no hecho en cara a nadie el que no me hayan reconocido nada. para quienes saben los detalles saben que yo no me obsesiono por estos temas, que es logico que tenga mis sentimientos, pero que no me obsesiono. Creo firmemente que es un error de quien sea, que no hay fantasmas escondidos en este tema, y que siendo de dominio de los que lo conocemos, el error sería no rectificar el error.... ¿me entiendes? y nada más. es así de sencillo.

El Bichólogo Errante dijo...

Bah, ni caso Vega. Si tú sabes que has hecho lo que debías, con eso basta. Total, si al final la gente es como una veleta y los que te reconocen algo en un momento dado lo suelen olvidar al poco y pueden andar echando pestes de uno. Así lo mejor es actuar sin esperar nada de nadie, sólo por los motivos que a uno le impulsen a hacerlo ;)

Mis Videos